Julia Muñoz Velasco

Julia Muñoz Velasco estudió la licenciatura en filosofía en la Universidad La Salle. Actualmente cursa el doctorado en filosofía en la UNAM, donde realizó también sus estudios de maestría. En su carrera académica su trabajo se ha enfocado en estudiar la filosofía kantiana y sus diferentes recepciones contemporáneas, particularmente en las áreas de epistemología, ética y filosofía política. Entre sus publicaciones se pueden destacar las siguientes: “Reglas para una construcción autónoma e inclusiva de la comunicación: la propuesta de Onora O’Neill frente a los discursos de odio” (de próxima publicación), “Más allá de la unilateralidad de la violencia: el rechazo kantiano a un pretendido derecho a la revolución” (Con-Textos Kantianos, 2016), “Una narración alternativa de la historia: analogías entre Kant y El Bosco” (Universidad Iberoamericana, 2015).

Ha realizado estancias de investigación en Berlin (2016) y Madrid (2014), como miembro del proyecto de investigación internacional “Worldbridges: Filosofía de la Historia y Globalización del Conocimiento. Puentes culturales entre Europa y Latinoamérica.” Ha sido miembro de los siguientes proyectos de investigación en el Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM: “Filosofía y violencia: consideraciones metafísicas y éticas”, “Racionalidad crítica: alcances y límites de la tradición kantiana”, y “Unidad y pluralidad de la tradición kantiana”

En 2009 cursó el Diplomado en Tanatología en el Centro de Atención Tanatológica (CEDAT), donde cursaría también el Diplomado en Consejería Tanatológica en el 2012. A partir de entonces, el interés de Julia por seguir reflexionando sobre tanatología ha continuado en proyectos que también incorporan temas propios de la bioética y de la ética médica.

La literatura, el cine y las series de televisión son también tres de sus grandes aficiones, a los cuales relaciona constantemente con su trabajo filosófico.

Potterhead, Beatlemaniaca, aficionada ferviente de los Simpsons, tuvo una revelación que definiría su vida la primera vez que vio “Los Royal Tenenbaum” de Wes Anderson a los 14 años.